Make your own free website on Tripod.com








Ernesto Soltero

Socialistas del siglo XXI, adecos del '45... y más de lo mismo














Ernesto Soltero





De querer ser a creer que se es ya va la distancia de lo trágico o lo cómico.
José Ortega y Gasset
















ern_solt_peq1.jpg

 

 

 

 

Que no se asusten los paranoicos anti-comunistas: el socialismo del siglo XXI no es igual al socialismo bolchevique. Si no que lo diga nuestro mismísimo presidente, Hugo Chávez, quien públicamente acaba de criticar el concepto marxista de “dictadura del proletariado”. En palabras del propio presidente, el no está de acuerdo con ningún tipo de dictadura, “ni del proletariado ni de la burguesía”, y prefiere un socialismo enmarcado dentro de un sistema democrático...

 

Quienes estamos en contra de las dictaduras de izquierda no tenemos nada que temer entonces. No importa si hay concentración de poder en una persona y en un partido político, seguiremos en democracia...

 

No debe ser tan malo entonces el socialismo del siglo XXI. Tenemos un capitalismo reformista y podemos votar cada cierto tiempo. Desde ese punto de vista, el MVR no es más que un partido socialdemócrata. Pero eso sí, bastante sectario, muy al estilo de los primeros adecos, los del 45. A eso sumémosle la mentalidad típica de los militares, producto de una institución completamente jerárquica y vertical, en donde aprenden a mandar y obedecer, pero no a reflexionar ni a cuestionar. El socialismo del siglo XXI se perfila entonces como una socialdemocracia sectaria, autoritaria, jerárquica e intolerante.

 

No dudemos entonces de nuestro presidente como un hombre demócrata, por muy personal que sea su concepto de democracia. Si no apoya ninguna clase de dictadura, podemos creérselo...no importa si Fidel Castro, su amigo, es un tirano, o si tiene otros compinches en el medio oriente dirigiendo gobiernos teocráticos y conservadores. Tampoco importa si China, el país comunista con el capitalismo más salvaje del mundo sigue imponiendo mano dura.

 

Claro, todo depende del cristal con el cual se mire. Lo de Fidel, al igual que otros gobiernos de corte marxista-leninista nacidos en la guerra fría, no es una “dictadura burguesa” ni una “dictadura del proletariado”, es en realidad la dictadura de una clase política, la cual ascendió gracias a las revoluciones, y sustituyó a la burguesía, de la misma manera en que esta sustituyó a la monarquía durante la revolución francesa. ¿Será que Chávez, al no apoyar “dictaduras burguesas” o “dictaduras del proletariado” está reconociendo abiertamente su apoyo a esa clase política post-revolucionaria?.
















ssxxi_banner_jdm.jpg